danza, contact improvisación, creatividad, movimiento, hamburgo es

2018 copyright selu herraiz

entre líneas es un espacio que hay entre medias y donde realmente me interesa leer. Es el espacio que queda vacío. Es lo que la gente dice sin decir. Es donde me encuentro todo el tiempo, no aquello que sale directamente de las personas sino lo que de verdad me quieren decir. Gestos, espacios intermedios donde parece que no hay nada, ni siquiera danza, ni siquiera arte, pero en los que está todo. Momento de transición, de garabatear entre formas, de estar entre países, lenguas y la incomprensión. Es el inexplicable caos mental que se defiende del orden. Me paso el tiempo entre líneas, descifrando lo que está oculto, lo que aún no he escrito o, como dice un amigo, intentando desvelar, degustar, “the big picture”. entre líneas está entre el movimiento, la mente y mi escritura, entre la improvisación y lo más racional. Es el desorden de una habitación después de que un hombre se ha ido. Es pasar de la danza a lo que escribo o lo que soy. Y cambia cuando yo cambio, porque lo percibo.

entre líneas no es un colectivo, es una fusión mía de lo que pienso, siento, creo, con artistas que me hacen evolucionar y con quienes es posible desarrollar proyectos comunes. Es el concepto o pensamiento de colaboración, de modificar mi línea recta por una línea en potencia: impredecible, inesperada, penetrable, abierta, antes de que ocurra, sin etiquetas ni definiciones, ni cerrada. Para crear algo nuevo, más expuesto y vulnerable. Una conexión que curta y que ya se nutre de los años.

Les quiero y conozco, no son cientos, me orientan. En este intercambio surgen trozos gruesos, densos, ligeros. Despegando del “yo”…
En los otros, vuelvo a ser.
Lo que escribo son pensamientos; lo que escriben, dicen, hablan, me cuentan, igualmente su danza.

Confirmo que la comunicación entre dos personas o más es intrínseca. Animal irrepetible, poderoso y eterno.
Surge naturalmente.
Hay algo selectivo en el proceso. Carece de dinero o negocio. Sucede, o lo elegimos.
Sin pretender… Desarrollo mi conciencia y la de aquellas conexiones.